Bordar es una tarea muy bonita, práctica, fácil y creativa. Te puede ayudar con el estrés diario, porque te relaja y te mantiene la mente centrada y ocupada en una sola tarea. Esto, podría decirse, es bastante sano.
Para empezar a hacerlo no necesitas ser un experto, sino tener paciencia, dedicación y compromiso. Puedes usar desde figuras sencillas como flores, hasta diseños más elaborados como dibujos animados, por ejemplo.
Sólo necesitas un patrón, tela, aguja e hilo.

El bordado tiene distintas técnicas que suelen dar diferentes efectos a las figuras según las uses, así como también una misma técnica puede llegar a tener variones por cuestiones de los distintos países en los que se practica y en la comodidad que consiguen las personas al hacer sus propios bordados. Es decir, pueden realizar una misma técnica de forma distinta a como lo hace alguien más, pero el resultado podría llegar a ser igual o similar.¿Quieres saber más? Sigue leyendo. Acuérdate Compartir Esto Con Tu Familia, Amigos y Grupos.