La mayoría de las mujeres (y me atrevería a decir que todas), tenemos cierta atracción en cuanto a los accesorios como pulseras, anillos, entre otros. Nos parecen adornos preciosos que, depende de nuestros gustos, podemos llevar casi a diario. Ya sean extravagantes o muy sencillos y casi imperceptibles, todas nos derretimos por al menos unos aretes, e incluso nos cuesta salir sin ellos puestos; nos sentimos desnudas al no llevarlos.

Hay un accesorio específico por el que morimos y TODAS deberíamos tener: las perlas. Y es que las perlas denotan mucha feminidad, delicadez, belleza y elegancia. Son un accesorios perfecto para ocasiones muy, muy especiales. Puedes conseguir desde collares de muchos tamaños, hasta un pequeño anillo. Sin embargo, está bastante claro que un collar de perlas, por ejemplo, no se puede usar para cualquier ocasión, pues podría parecer más extravagante de lo esperado. Es por eso que te dejaré un tutorial especial para que realices una muy sencilla, pero preciosa, pulsera con perlas.¿Quieres saber más? Sigue leyendo. Acuérdate Compartir Esto Con Tu Familia, Amigos y Grupos.